Nuestro paso por el AllStars Barcelona 2016

0

Cómo disfrutamos en el All-Star de Barcelona 2016

 

Palau Sant Jordi. Montjuic. Barcelona. RIOT Games junto a la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) ha preparado el evento de esports más grande de la historia en territorio nacional. Un evento hecho para disfrutar, para divertirnos, para que nuestro país aparezca en el mapa mundial y que esté presente durante mucho tiempo en los corazones de todos los aficionados al League of Legends de cualquier parte del globo.

Según nos acercábamos al complejo olímpico de Montjuic ya podíamos observar signos de que no era un fin de semana corriente. Cerca de las piscinas olímpicas y a corta distancia del estadio olímpico que ya hizo historia en el 92, grupos de aficionados al League of Legends almorzaban con gorros de Teemo y camisetas y sonrisas a juego en los pequeños kioskos cercanos al evento mientras otros aficionados ya hacían cola en las puertas, solo parados en ese punto gracias a la gran seguridad que rodeaba el evento. Dentro de los jardines del complejo olímpico los puestos de Merchandising, los chicos de Acer Predator, Rioters y cosplayers esperaban ansiosos, con todo preparado para la entrada de todas estas personas que ya no aguantaban ni un minuto más sin sentir el League of Legends en el alma.

12

Las puertas se abrían, los controles de seguridad comenzaban a operar y la gente invadía toda la zona. Todo se llenaba de flashes hacia los cosplayers, hacia los jugadores que se mezclaban con los aficionados mientras repartían abrazos y firmas en cualquier sitio posible y hacia casi cualquier punto que tuviera alguna referencia a nuestro querido videojuego. Otros simplemente corrían a hacer una nueva cola para entrar los primeros al Palau, para ser los primeros en ver el estadio por dentro, para ver todo lo que RIOT y LVP tenían preparado en el evento real. Todo ello regado con una música de fondo espectacular y épica que hacía que el pelo de todo el cuerpo mirara hacia el cielo al ponerse completamente de punta.

Y ésto no había ni siquiera comenzado. ¡Las puertas del Palau aún no habían abierto!

A las cuatro de la tarde comenzaba el evento, pero las puertas se abrieron a partir de las dos y media de la tarde. La gente entraba en tromba por las puertas a pesar de que aún quedaban muchos minutos para el inicio de la acción.

Mientras el estadio se llenaba, en el back-stage los jugadores calentaban las muñecas, el equipo de producción se aseguraba de que todo estuviera preparado y listo para la acción, los casters calentaban las cuerdas bucales e Ibai se encontraba con Dash y se empezaba a fraguar lo que estaba por llegar.

A un minuto de las cuatro de la tarde comenzaba la cuenta atrás para el inicio del evento. El presentador de LVP hacía que todo el pabellón se volviera loco y un estruendo atronador hacía temblar el estadio mientras Ibai aparecía listo para la acción, introduciendo tanto al equipo de Fuego como al equipo de Hielo (con nuestros xPeke y Mithy entre ellos) y con la Orquesta Sinfónica de Barcelona, la Hollywood Scoring Orchestra y algo más metiendo en ambiente a todos aquellos que se habían citado en Barcelona para la fiesta del League of Legends.

carousel
no se encontraron imagenes

El evento en sí mismo transcurrió entre bromas de jugadores, casters, presentadores, analistas y público. Jugaban los partidos entre regiones (NA>EU esta vez), los partidos temáticos de asesinos, tiradores (y Teemos), se jugaba el partido de modo Tándem con un jugador en el teclado y un jugador en el ratón que demostró que Faker es un poco mejor jugador si no comparte sus periféricos, pero también que la duplas de xPeke y Mithy (xMithie, bromeando con el nombre de ambos y con el jungler de CLG) y sobre todo la de Rekkles y Uzi (Ruzi) podría participar perfectamente en cualquier campeonato contra jugadores individuales. Y además se jugaba el torneo de 1v1 que destacó por encima del resto de los torneos gracias a Ibai y Dash en las presentaciones, al duelo del vasco con Quickshot (NOT IN MY HOME!) y gracias al gran Mata, el jugador coreano que se ha ganado para siempre el amor del público nacional con sus expresiones, su manera de divertirse y lo extrovertido que resultaba al dar espectáculo en cada uno de sus partidos hasta que cayó eliminado.

Quizás este fue el punto flojo del evento, las ganas de ganar a toda costa de algunos de los jugadores en un evento de este calibre, destinado a la diversión del público y de los jugadores, más que a demostrar un gran nivel táctico en las partidas. Fue algo que pudimos ver claramente con la victoria de Uzi en el torneo del 1v1 (queremos ver peleas a nivel 1 de asesinos, no ver quien llega antes a los 100 minions farmeados…) y también en los casteos y análisis post-partida del equipo de voces que nos presentaban el evento.

6

A pesar de ese pequeño punto flojo y de algunos problemillas de volumen (en parte también culpa de la mala acústica del palau), los cuatro días del evento fueron magíficos. Dash, Ander, Ibai y BBQ nos hacían reir y disfrutar en cada momento, Future por su parte ejerció perfectamente bien de anfitrión de la mesa de analistas. Los jugadores daban espectáculo (en la mayoría de los casos (me refiero a ti, Garen mid del señor xPeke), y los Rioters se portaban de manera espectacular con todas y cada una de las personas que acudían a ellos durante el evento, por mi parte como invitado de prensa, especialmente.

El fin de semana terminaba finalmente con la victoria del equipo de Hielo (decidida en su mayoría por los puntos del torneo de 1v1 ganado por Uzi) y con una actuación espectacular de los chicos de Pentakill, que presentaron su nuevo disco en la ceremonia de clausura. Un nuevo disco lleno de Rock y de eSports en todas sus pistas.

Amabilidad, sonrisas, risas, buena gente, buena organización y buen League of Legends son las cosas que me llevo de este evento, cosas que quedarán en la memoria de muchos de nosotros durante mucho tiempo.

Gracias RIOT Games. Gracias LVP

 

Ver todos los artículos

Your email address will not be published. Required fields are marked *